VOLVER

NOVEDADES

Por un verano más saludable

El verano es una de las épocas en las que más disfrutamos del aire libre, sin embargo hay que estar alerta a lo que pueda suceder con nuestra salud.

El cambio de clima, de ambiente, de alimentación, de horarios y de descanso, son algunos de los puntos que posicionan al verano como una época especial. No obstante, éste, no es ajeno a ciertos malestares a los que hay que estar atentos.

Precisamente el sol es el más dañino y al que más estamos expuestos durante los días de calor, por lo que una exposición sin cuidados puede causar resequedad, manchas, quemaduras, arrugas e importantes alteraciones en la piel.

Los golpes de calor, las altas temperaturas así como la playa y la actividad física son algunos factores de riesgo que pueden provocar que el organismo se enferme.

Las dolencias más comunes que podemos llegar a tener en esta época son la baja presión, la otitis, los hongos, la deshidratación y la insolación. Es por eso que muchos profesionales de la salud recomiendan tener en cuenta una serie de consejos para disfrutar de un verano saludable:

  • Hidratarse en todo momento
  • Consumir frutas y verduras frescas. Esto ayuda a incorporar agua, vitaminas y minerales
  • Utilizar protector solar. Informarse con un médico acerca del factor más conveniente según nuestro tipo de piel
  • Proteger la vista de los rayos solares
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura
  • Practicar ejercicio regularmente en los horarios adecuados para evitar golpes de calor
  • Impedir las insolaciones llevando gorra y/o sombrilla
  • Controlar  el estado de los alimentos tales como lácteos, carnes, frutas y verduras
  • Consultar a un médico por cualquier malestar que pueda presentarse

 

VOLVER

TRAVESÍA SALUDABLE

CONSEJOS Y TEST DE SALUD

VER +
CHAT ONLINE