VOLVER

NOVEDADES

DIABETES: LA SALUD DE LA PIEL

La diabetes puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluida la piel. De hecho, muchas veces es
el primer indicio de que una persona padece de diabetes. Sin embargo, es posible prevenir o tratar,
fácilmente, la mayoría de las afecciones de la piel si se detectan a tiempo.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles elevados de azúcar en sangre (hiperglucemia) que pueden dañar las arterias y algunos órganos. Si no se controla, el azúcar elevado en sangre va dañándolas y produciendo lesiones en órganos importantes como riñones, ojos, corazón, cerebro y piel; dificultando la curación de heridas en esta última.  A pesar de que la piel es el órgano más grande de nuestrocuerpo, las personas suelen ignorar lo que pasa con ella y no le dan importancia a la manifestación y síntomas. Sin embargo, la salud de nuestra piel refleja cómo se encuentra nuestro organismo por dentro, por ello la importancia de cuidarla y prestarle la atención que necesita.

En el caso de las personas que padecen diabetes, las afecciones en la piel son muy crecientes e incluso muchas veces suele ser el primer indicio de que una persona es diabética.La diabetes puede presentarse de manera silenciosa, y los síntomas más comunes pueden ser aumento de sed y de apetito, pérdida de peso y de la producción de orina; sequedad en la boca y principalmente en la piel. Esto se debe a que la piel del diabético es susceptible a lesiones e infecciones, ya que el funcionamiento de las células de
defensa reduce su capacidad ante la agresión de hongos o bacterias.

Los problemas de piel más frecuentes en personas con diabetes suelen ser: infecciones por hongos y bacterias, comezón, y piel seca y agrietada. Para evitar que la piel sufra lesiones es importante:


• Controlar los niveles de glucosa y mantener una
dieta adecuada.
• Usar jabón neutro.
• Humectar la piel con cremas hidratantes.
• Tomar abundante agua.
• Revisar la piel después de bañarse, asegurándose
de no tener enrojecimientos ni lesiones.


Para detectar la diabetes es necesario hacerse un análisis de sangre. El control regular de los niveles de sangre en azúcar y el registro de los resultados son muy importantes tanto para el paciente como para el profesional médico, ya que los diferentes valores requieren de tratamientos específicos.

 

VOLVER

TRAVESÍA SALUDABLE

CONSEJOS Y TEST DE SALUD

VER +
CHAT ONLINE