VOLVER

NOVEDADES

¿CÓMO PODEMOS CUIDAR UNA DE LAS PRINCIPALES HERRAMIENTAS DE TRABAJO, LA VOZ?

Hoy en día, la voz obtiene un valor agregado. La sociedad actual cuenta con innumerables profesionales que requieren de habilidades comunicativas (producción vocal adecuada y duradera) para el desarrollo de sus demandas laborales.

La voz es y ha sido, a través de la historia, una herramienta fundamental de la comunicación en los seres humanos. Son muchas las profesiones en las que los trabajadores
tienen la voz como herramienta de trabajo, basta mencionar a los docentes, profesores, locutores, periodistas, vendedores, operadores telefónicos, azafatas, cantantes, camareros, servicios de atención al público, guías turísticos, etc. Estos colectivos de trabajadores tienen más riesgo que la población general de padecer enfermedades de la voz, por ello es fundamental tener en cuenta la salud vocal y la prevención de riesgos.


El uso permanente de la voz, los factores de riesgo en cada uno de los contextos y la realización de conductas vocales inadecuadas pueden ocasionar desequilibrio en la función vocal, llevando con el tiempo a sobrecargar el órgano vocal y generar adaptaciones vocales deficientes que conlleven a una disfonía e impidan la producción natural de la voz, aumentando los niveles de incidencia y prevalencia de alteraciones estructurales y funcionales (disfonías crónicas, nódulos, pólipos, entre otras).

Los principales síntomas vocales que suelen aparecer son los cambios en la calidad vocal, voz más agravada, necesidad de carraspear, de hacer esfuerzo al hablar, cansancio vocal, cambios bruscos en la voz; además de acarrear también enorme tensión emocional y ansiedad; los mismos interfieren en la performance profesional y consecuentemente en su reputación laboral.

En caso de percibir alguno de estos síntomas es importante acudir al médico especialista en O.R.L para que él pueda evaluar el órgano fonador y realizar una evaluación
funcional de la voz con una fonoaudióloga especialista en el área. También es fundamental hidratarse con agua natural durante todo el día, evitar irritativos como los que provienen de la vía respiratoria (rinitis, sinusitis, etc.), y a nivel gástrico: evitar el reflujo gastroesofágico (no consumir alimentos, ni bebidas que lo favorezcan, en caso de ser necesario consultar al médico gastroenterólogo), evitar fumar, el alcohol y todo tipo droga. Es fundamental registrar los abusos vocales como el grito, carraspeo, la tos, hablar en ambientes ruidosos y en forma prolongada, evitándolos para no forzar la voz. Y, por último, no menos importante, chequear las emociones negativas que también suelen afectar a la laringe.


Es necesario que las personas que usan su voz para trabajar puedan desarrollar conciencia vocal, que sean capaces de prevenir, detectar y disminuir los síntomas vocales a
tiempo, para evitar alteraciones funcionales y estructurales a nivel de los pliegues vocales.

VOLVER

TRAVESÍA SALUDABLE

CONSEJOS Y TEST DE SALUD

VER +
MI TURNO
ONLINE
CHAT ONLINE